“Mi primer trabajo”: Entrevista a Carlos Aravena, CEO de Políglota

Hace no tantos años atrás Carlos Aravena estudiaba Agronomía y su socio en Políglota, Ingeniería. Así que cuesta creer que su primer trabajo haya sido en un emprendimiento como Políglota, pero así fue y hasta el día de hoy se desempeña como CEO de esa plataforma. “Cuando aún estábamos en la Universidad, nos pusimos a pensar en qué podríamos hacer para dar algo de valor a las personas. Se nos ocurrió que juntar a personas para que aprendieran idiomas podría ser una buena idea y pensamos en crear algo así como una central de idiomas en internet”, cuenta Carlos. Aquí hay una lista de las 3 cosas más importantes que Carlos aprendió mientras comenzaba con este emprendimiento: su primer trabajo luego de haber dejado la universidad.

1. “Es necesario estar estudiando constantemente”

Cuando armaron el primer grupo de aprendizaje de idiomas llegaron 7 personas, todas desconocidas entre sí, para aprender italiano y para la siguiente reunión lograron juntar a 50 personas para aprender inglés. En poco tiempo, ya se habían armado hasta 50 grupos sólo usando redes sociales. Cuando se dieron cuenta de que ahí había una oportunidad, dejaron la universidad. “Nos dimos cuenta de que para nuestro proyecto el título no nos iba a servir de nada, así que dejamos la universidad y nos dedicamos a emprender”, cuenta el CEO de Políglota sobre la época en que empezó a armar este proyecto, que finalmente se convirtió en su primer trabajo y en su propio negocio.

“Un emprendedor necesita estar estudiando constantemente y con esto no me refiero  a estudiar una carrera. Sino que necesita saber qué habilidades necesita para sacar su emprendimiento adelante y estar dispuesto a aprender todo lo que sea necesario para que su negocio crezca”, explica Aravena.

2. “Me habría gustado empezar a trabajar con un modelo de negocios ya establecido”

El mercado de los idiomas era muy atractivo, pero cuando comenzaron con Políglota ya había mucha competencia. “En esa época partimos sin un modelo de negocios claro y lo fuimos descubriendo en el camino. Pasamos mucho tiempo buscándolo y eso agota. Nos costó mucho obtener el financiamiento, aunque estábamos creciendo y teníamos a miles de seguidores”, cuenta.

“Si tienes un modelo de negocios claro, significa que también tienes clara la forma en la que le entregas valor a las personas”, explica Carlos.

3. “Es importante tener un buen equipo”

Con esto, Carlos no se refiere sólo a tener una buena relación con sus colaboradores, sino que también un equipo que tenga claras sus responsabilidades. “Para un emprendedor es importante que su equipo sepa lo que hace”, explica Carlos. Se necesita un equipo en el que se pueda confiar: que cada uno sepa hacer bien su trabajo, para que todas las áreas del emprendimiento funcionen como deben hacerlo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *